Iñigo Ortiz ‘SanEme’: «Espero que pronto haya fumata blanca (70.3 Vitoria)»

El nuevo capitán de deporte-salud nos habla de temas muy interesantes!

Buenas Iñigo! Juli te pasa el brazalete de capitán de la sección de deporte salud; entiendo que la aceptas de buen grado!!

J Desde luego, aunque desde la sección de deporte salud estamos un tanto apesadumbrados por la traición del que ha sido hasta ahora nuestro líder. Pero le deseamos suerte en su paso a la élite.

Empecemos un poco por ti, ¿cuánto tiempo llevas practicando Triatlón y como empezaste en este mundo?

Pues empecé allá por el año 2011 haciendo el triatlón de Onditz, con una bicicleta del Trocahtlon, y sin tener muy claro cómo iba a el deporte. ¡Fíjate que no lo tenía claro que me compré en un chino una caja de esas de plástico de las transiciones porque creía que era parte del material que tenía que llevar cada triatleta! Estuve en el 42195 durante un tiempo, después Arabatri, y al final he acabado en Dida!

¿Habías hecho antes otros deportes?

Sí, había entrenado a natación en el Judizmendi, y después de unos años de parón deportivo por la universidad, tenía ganas de retomar.

¿De qué logro deportivo estás especialmente orgulloso? ¿Alguna decepción?

Sin duda tengo muy buen recuerdo de haber preparado y terminado el Triathlon de Vitoria en 2016 por el reto que es, y por vivir la prueba desde dentro, después de vivirla desde la barrera. Como decepciones ninguna, vivo el deporte como un disfrute, y no tengo una gran presión de resultados o retos. Si acaso, y por elegir uno, el mayor sinsabor de este año fue la pírrica derrota en la prueba de 100×100 de Brazadas Solidarias contra el otro equipo de Dida. Pero habrá revancha!

Tu situación familiar ha cambiado mucho el último año y quizá eso te ha hecho bajar un poco el pistón.

Sí, desde luego, hay que adecuarse a los cambios en la vida, y cuesta un poco, sobre todo sacar tiempo para seguir con los entrenamientos, y mantener una constancia, que es fundamental en este deporte. Pero bueno, todo es organizarse y coger la rutina de nuevo, y espero volver a competir en algún Half este año que viene.

Además de competir, llevas ya muchos años colaborando con el Triatlón de Vitoria (ahora Ironman), siendo el director de carrera. ¿Cómo empezaste con esta relación?

Pues empecé un poco por casualidad, siendo una prueba tan especial para la ciudad, envié un mail a la organización por si les hacían falta voluntarios, y me pusieron en Agurain junto con el gran Javiolo a regular el tráfico en el segmento ciclista. A partir de ahí fui ayudando a Gorka Oraá, director de la prueba y mi gran mentor en estas lides organizativas, hasta pasar a colaborar como ayudante de director de carrera, y a la postre director de carrera de la prueba.

¿Cuáles son tus tareas dentro de la organización? ¿Es complicado?

Bueno, tiene su enjundia. La figura del director de carrera consiste en planificar y coordinar a todos los actores que están implicados en el evento (que son unos cuantos), desde instituciones como Carreteras de diputación, o las diferentes secciones de Ertzaintza y Policía Local, hasta los dispositivos de rescate acuático o asistencia sanitaria, pasando por los responsables de cada una de las áreas de las que se compone el triatlón para que todos rememos en la misma dirección. Calculamos que movemos a cerca de 1.000 personas en diferentes roles, y es necesario que todo el engranaje esté bien engrasado para que la prueba no solo sea un éxito, sino también segura para participantes y el resto de ciudadanía.

Y luego está el día de la prueba, que suele resultar un poco estresante por todos los factores que pueden condicionar el evento, climatológicos, de tráfico, de señalización de la carrera, de incidentes con participante, etc, y con los que de una manera u otra el staff tiene que lidiar para que no sean relevantes para el correcto desarrollo de la carrera.

Algo que siempre se ha echado en falta en Vitoria, es la falta de implicación de más gente a la hora de organizar más pruebas. A todos nos gusta disfrutar de un triatlón en nuestra casa, pero cuando se pide ayuda para organizar nuevas pruebas, la gente parece no estar tan dispuesta… ¿Qué les dirías a todos para intentar conseguir más gente involucrada en organizar este tipo de competiciones en Vitoria?

Pues es el eterno debate en sobre si las pruebas tienen que ser organizadas por clubs populares o por empresas…. Desde mi modesta experiencia creo que ser parte de un evento como estos es una experiencia muy enriquecedora, aunque como deportista dé pena ver los toros desde la barrera.

Desde tu posición desde ‘dentro’, ¿cómo se vivió la adquisición por parte de Ironman?

Pues con una mezcla de inquietud por el qué pasará y por perder el control total de la prueba como teníamos hasta ese momento, y de alegría por el reconocimiento que suponía que una marca como Ironman se hubiese fijado en una prueba como la nuestra y la incluyese en su calendario de pruebas de larga distancia.

¿Cómo has visto esta primera edición? ¿Has notado muchos cambios?

Pues creo que la carrera ha dado un gran salto de calidad este 2019, con bastantes cambios que han sido percibidos por el público y por los triatletas. En primer lugar la zona de meta, que ha ganado en espectacularidad, con el cambio de orientación, y la pantalla gigante colocada para poder seguir la carrera. También le hemos dado una vuelta a la T1, para ganar en espacio y en amplitud, y a la vista del resultado y de las opiniones de los participantes, el cambio ha sido un éxito.

Por último la retransmisión de la prueba por Facebook Watch que muchos seguisteis en directo fue muy profesional, con unos planos y paisajes de la Llanada Alavesa y de la ciudad espectaculares. La cobertura fue seguida por cerca de 2 millones de personas en todo el mundo, lo que ha dado al Ironman de Vitoria-Gasteiz una relevancia internacional que nunca habíamos tenido. Y eso se ha notado en las inscripciones para el año 2020, con un aumento increíble de países de procedencia de participantes.

El tema tan comentado del ambiente en la ciudad, ¿Cómo lo has visto? Ésa era una de las grandes incógnitas que teníamos en la organización. ¿Cómo iba a reaccionar la ciudad a una carrera en la que había menos inscritos locales que otras ediciones?

Pues igual de bien o mejor que en las pasadas ediciones. El feedback de los participantes, sobre todo extranjeros que no conocían la forma en la que se vive el deporte en Euskadi, era que al pasar con la bici por el cruce de Landa, correr por Herrería o la zona de la Florida, y llegar a la meta en una plaza que parecía que se iba a caer de la expectación, era una experiencia mágica, de las de recordar por mucho tiempo.

La pregunta que te lanza Juli y que yo creo que medio Euskadi está esperando; sabemos por la prensa que ha estado a punto: ¿qué pasa con el Half? ¿Volverá alguna vez?

Llegamos al trending topic de la entrevista! Pues yo espero que haya fumata blanca pronto, ésa es al menos la voluntad de Ironman, y creo que será cuestión de tiempo que haya acuerdo entre las instituciones y organizadores para saldar la deuda pendiente con los triatletas de media distancia, muchos de ellos locales.

Un poco de Dida Kirol, tu además que has estado en otros equipos y que a lo mejor con tu posición en el Triatlon de Vitoria puedes llegar a conocer otros equipos/deportistas: ¿cómo ves al equipo?

Pues creo que está en un momento muy dulce, con bastantes nuevas incorporaciones, y un grupo de gente que desprende muy buen rollo, tanto en los entrenamientos como en los eventos. Este año ha sido un poco delicado con la marcha del Mesías Bravo, pero estoy seguro que Naia va a superar al maestro!

Nuevos patrocinadores importantes, el acuerdo con la ikastola Olabide, campus, planificación deportiva, entrenadores… ¿se puede hablar de un proyecto maduro y consolidado?

Lo veo muy consolidado gracias al trabajo desinteresado de una junta con muchas ganas de hacer y proponer cosas de lo más variopintas, así que desde aquí agradecerles a todos, menos a uno, :-P, su esfuerzo y dedicación.

Para terminar, te toca elegir al próximo entrevistado/a: ¿a quién le pasas la pelota? ¿qué pregunta te gustaría hacerle?

Pues me gustaría felicitar y pasarle la pelota en forma de regalo de cumpleaños al resurgimiento estrella de este año en el club, el señor Mikeldi!!

Y para romper el hielo quería preguntarle por los nuevos retos que le han surgido de cara a 2020; y cómo no, por la revolucionaria forma de entrenamiento que está siguiendo para participar en el Half de Peñíscola, sin haber visitado la piscina ni siquiera para ver si sigue ahí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.