Jorge: «El deporte en mi vida ha estado muy presente»

Kaixo Jorge!

Como va eso, te esperabas nominación?

La verdad es que no. Pero viendo el empuje del club y la rápida respuesta de los entrevistados, es una cuestión de tiempo que nos vayáis entrevistando poco a poco a todos los integrantes. 

Mucha expectación con tu entrevista. Vienes de la natación, cuéntanos: ¿quién te engaño para hacer triatlones?

Aunque no hay como tal una persona que me “engañara” a meterme en el mundo del triatlón, he de agradecer a las amistades cercanas que me animaran una vez tomé la decisión.

Al haber practicado deporte prácticamente toda mi vida, he tenido contacto con triatletas antes de dar el salto al mundillo del triatlón. Por ejemplo, al club de natación solían venir triatletas a entrenar en ciertos momentos de la temporada. Las conversaciones con ellos hicieron que el triatlón no fuera un total desconocido para mí y la pasión con la que te contaban anécdotas, generó la idea del “y, ¿por qué no?” probarlo en algún momento de mi vida.

Otro momento clave fue la visibilidad que tuvo el deporte de triatlón en Gasteiz, desde que se comenzó la prueba Triathlon Vitoria. Todos los años apuntaba la fecha en el calendario para animar a los participantes desde primera hora en Landa. En 2017 viendo la prueba, el gusanillo interno se despertó y… ya solo era cuestión de materializar la idea… 

Travesia Getaria-Zarautz

¿Toda la vida haciendo deporte?

Sí, el deporte en mi vida ha estado muy presente. He encontrado en el deporte muchos fundamentos básicos de entender la vida: sacrificio, implicación, diversión, amistades, escucharse a uno mismo, conexión cuerpo-mente, etc. El deporte base ha tenido un papel fundamental en mi desarrollo personal.

De pequeño era un niño muy movido, por lo que mis padres decidieron apuntarme a diferentes extraescolares para que liberara esa energía. Después de probar varias disciplinas, elegí dos: futbol (Iru-bat S.D.) y natación (C.N. Urgain). Todos los días tenía por lo menos un entrenamiento, y dos días a la semana primero hacía futbol y luego natación (el concepto de “transición” lo aprendí de pequeño ejeje).

Cuando empecé cadete el volumen de entrenamiento empezó a ser mucho más exigente (pasamos de 2 a 3 días en futbol y en natación ya estaba entrenando 6 días semanales) y compaginar los partidos de futbol los sábados con las competiciones de natación (a veces de fin de semana fuera) empezó a ser inviable. Por eso, me centré en la natación.

Estuve nadando hasta primero de carrera, donde nuevamente fue difícil compaginar los horarios (entrenabamos a las 21:30 de la noche, y a las 6:35 cogía el bus para irme a Bilbo a la uni…).

Durante los últimos años de carrera, comencé a jugar a futbol sala en el Boca Seniors (un equipo de amigos que disfruté como un enano), y descubrí el squash a través de FreeSquash Gasteiz.

En el 2010 me centré un poco más en el squash (entrenamientos, cursos, liga FreeSquash, saliendo a competir por Euskadi, etc.) hasta que, en el 2017, dejé el futbol sala y el squash, para probar el triatlón… ¡hasta la actualidad! 

Dicen que la natación es un deporte muy sacrificado en el que se entrenan muchas horas. ¿Es parecido en ese sentido al Triatlón? Te habrá servido de buena base tanto física como mental, no?

El nivel de sacrificio y el volumen de entrenamiento es una decisión personal. Se pueden practicar ambos deportes a distintos niveles: desde un nivel más deporte-social que no exige tanto sacrificio/horas de entrenamiento hasta un nivel más alto.

Más allá de que la natación es una de las tres disciplinas del triatlón, hay muchos elementos comunes entre ambos. Por ejemplo, en ambos deportes, la forma física tiene un papel fundamental (la técnica se da por hecho) por lo que si lo que quieres es obtener un resultado tangible (ritmos, posiciones en competiciones) hace falta entrenar y sacar tu cuerpo y mente de la zona de confort para mejorar.

El haber practicado natación (y otros deportes) previamente me ha ayudado a saber escuchar mi cuerpo, conocer mis límites y saber que sin dedicación y constancia no hay recompensa. 

Bego quiere saber cual es el secreto: “Dado que yo soy una paquete nadando, me muero de envidia de los buenos nadadores. Me gustaría que uno de ellos me contara qué se esconde dentro del agua que yo no consigo ver. “ 

El secreto supongo que será la técnica, entendiéndola como la capacidad de impulsarse a través del agua lo máximo posible ofreciendo la mínima resistencia hidrodinámica posible al avance.

Aunque de pequeños se suele enseñar una técnica base más o menos común, creo que el enfoque que hay que dar si se quiere aprender de mayor es ligeramente diferente, dando más peso al lado práctico que al teórico. Por eso, no creo que sea tan importante si tienes buen estilo o no, sino identificar los “pequeños vicios” e intentar modificarlos para mejorar así los dos conceptos clave: el arrastre del agua y la posición del cuerpo que ofrece la menor resistencia posible. 

Poca experiencia pero potente, en tu año de debut nada más y nada menos que Zarautz y Full Vitoria, en 2018.

La valentía del desconocimiento se puede decir. El no conocer a lo que me iba a enfrentar hizo que me apuntara sin darle muchas vueltas.

Primero me apunté al FULL (explicación más adelante) y luego como todo el mundo hablaba tan bien de Zarautz, y como se accedía con sorteo previo, me apunté sin grandes esperanzas de que me iba a tocar. Finalmente, tuve suerte y me tocó, y en ese momento, todo el mundo me animó diciendo que no podía perder la posibilidad…

Ironman Vitoria 2018

La gente alucina con que te ‘confundieras’ apuntándote al FULL en vez de al HALF en 2018. Explica lo que pasó! J

Por motivos laborales no pude apuntarme al HALF la misma mañana que se abrieron las inscripciones, y para la tarde ya no quedaban plazas. Era una de las pruebas que inicialmente me habían llevado a apuntarme a hacer triatlón, y no quería quedarme fuera. Por eso, escribí a la organización preguntándoles si apuntándome al FULL y contratando el seguro de cancelación, podía utilizar el seguro para cambiar la modalidad de la prueba. Me respondieron que sí, por lo que me apunte al FULL.

El problema vino bastantes meses después, allá por principios de junio, cuando les mandé el email de cambio de modalidad, en el que me respondieron diciendo que era imposible el cambio ya que el HALF estaba completo.

Después del jarrón de agua fría de la noticia y tras hablar con el míster Alberto, decidí intentarlo y pasar un día entero de deporte en el FULL de Vitoria. 

Lo que si habías hecho antes, son varias maratones.

Sí. Durante los años de la universidad, vi en el correr la manera más eficiente (en términos de tiempo requerido) para liberar energía y no perder la forma física. En el 2013, me animé con las primeras carreras populares: subida a Estíbaliz, media maratón Logroño, media maratón de Martín Fiz, …

La carrera de Martín Fiz siempre ha sido muy especial para mí, y aquí fue donde debuté en la distancia maratón en el 2014. Me gustó tanto que repetí en 2015, 2016, 2017, y 2018. En 2017 corrí la maratón de Roma. Alguna ultra maratón por montaña también he hecho (2015 y 2017 montes de Vitoria).

Por último, hablando de distancias largas de correr, en 2014 hice quizás uno de los mayores retos deportivos de mi vida: #RetoTudela, una locura con un amigo que consistió en ir desde Vitoria a Tudela corriendo en tres días consecutivos… 

Maraton Martin Fiz

Lo más novedoso, por lo tanto, para ti, era el tema de la bici. ¿Cómo lo llevas? 

Sí, la bici de carretera era la mayor desconocida, pero también ha sido la mayor sorpresa.

Lo que más miedo me daba era el peligro que podía tener al compartir el espacio con los coches. Pero he tenido la gran suerte conocer esta disciplina con el equipo, aprender las normas básicas de seguridad, aprender a rodar en bici gracias a los consejos que me han dado los del equipo y disfrutar del concepto de grupeta descubriendo parajes que aun estando a no muchos km de distancia antes no conocía. 

¿Hay mucha guasa en el equipo con tus ‘bajadas’ en los puertos? J

 Sí, se hacen coñas, pero no les falta razón. Es mi asignatura pendiente, no tanto por bajar muy rápido, sino por ganar confianza y seguridad para bajar a una velocidad “normal” para que no me tengan que estar esperando abajo. Está apuntado en la lista de objetivos de este año.

Después de aquel 2018, un año en blanco, un año de pandemia, y aquí estamos de nuevo. ¿Cuáles son tus objetivos? 

El principal es disfrutar de los entrenamientos con el equipo sin lesionarme. Como he mencionado antes, me gustaría mejorar en las bajadas de los puertos y así no lastrar al grupo.

En referencia a las carreras, si la situación Covid lo permite, debutar en el duatlón de Zuia, y competir en los triatlones de Pamplona y Logroño.

¿Que haces cuando no estás entrenando con el equipo?

Durante la semana entre trabajar, seguir formándome y los entrenamientos, poco tiempo me queda.

Este último año tan extraño por el Covid, la vida social se ha resentido mucho y ha estado muy unida con las actividades al aire libre y deportivas. ¡Esperemos que pronto nos vuelvan a dejar viajar!

RetoTudela

¿Cómo empezaste en el equipo? ¿Nos conocías?

El equipo de Dida no lo conocía. En el 2017 en una carrera popular, coincidí con Esther Cabanas (que la conocía de natación), y durante la carrera me habló del Dida y de sus recientes hazañas en el mundo del triatlón. Yo, que buscaba un equipo, le pregunte si era posible entrar en el Dida. Su respuesta fue que sí, y desde entonces fueron todo facilidades… 

¿Qué esperabas encontrarte y que te encontraste?

Buscaba un equipo en el que aprender a andar en bici de carretera y entrenar la carrera a pie con una planificación mejor que la que había seguido hasta entonces (todo por mi cuenta).

Y encontré… un grupo de personas apasionadas por el deporte que me acogieron en el club como uno más y me enseñaron todo lo que sé sobre el triatlón.

Romper la rutina del trabajo con unas risas entre los compañeros del club, un pequeño gesto durante alguna exigente serie, o una palmadita al final del entrenamiento son esas pequeñas cosillas que me alegran hasta los días más duros… Después de tantas horas de entrenamiento juntos, algunos compañeros de fatigas se han convertido en grandes amistades.

Las preguntas de Instagram:

    • @esthercabanas65: “Las viejas glorias se reencuentras 😉 que recuerdos tienes de tu etapa como nadador?”

Fue una etapa muy muy bonita que la recuerdo con mucho cariño. Siendo además el hijo de la presidenta del club pasé muchas horas extra fuera de piscina, haciendo los deberes en la oficina del club y compartiendo más momentos con los entrenadores con los que pude tener un trato más cercano.

Pero sobre todo los mejores recuerdos son los momentos con l@s amig@s del club: conversaciones a escondidas (del entrenador) en la pared, risas del vestuario, momentos en el autobús en las salidas a competiciones, excursiones sociales en Okon, etc.

    • @bturico:”Qué marca crees que podrías hacer en el ironman si te lo planteases en serio?” 

A mi nivel, considero bastante difícil predecir el tiempo que puedo hacer en una prueba de tanto tiempo y que depende de tantos factores como un Ironman. Ya que la fórmula de sumar individualmente cada una de las tres diciplinas y multiplicarlas por una constante creo que no funciona…

Yo creo que Alberto Bravo me preparó muy bien (física y mentalmente) y le tengo que agradecer a él y a los compañeros que me ayudaron tanto los días previos y ese mismo día (con la logística y los ánimos) que el resultado fuera mejor que el esperado.

Ahora, cuando echo la vista atrás, la verdad es que me da vértigo, y a veces me pregunto cómo fui capaz de hacerlo. Así que sinceramente, no lo sé… Si alguna vez repito, con tal de acercarme a esa marca sería suficiente.

    • @_garaziutz:”Cómo puede un ex nadador aguantar tanto impacto y a tanta velocidad corriendo?”

 Cuando empecé a correr, empecé muy poco a poco, y eso me ayudó a ir fortaleciendo la musculatura, preparándola para distancias y ritmos más elevados.

Además, el haber hecho futbol yo creo que ayudó, ya que no partía de cero. De echo, recuerdo algún entrenador que era bastante fan de entrenamientos muy físicos de futbol en el que corríamos bastante…

Pero todavía me queda recorrido en lo de preparar las patas, ya que lo de “tanta” velocidad… no sé yo… ¡ya me gustaría correr a las velocidades de otros integrantes del club! 

Triatlon de Zarautz 2018

Para terminar, te toca elegir al próximo entrevistado/a: ¿a quién le pasas la pelota? ¿Qué pregunta te gustaría hacerle?

Aunque debido a la maternidad este año no nos pueda acompañar tanto, me gustaría saber cómo lleva Garbi la nueva etapa como madre y qué es lo que más echa (esperemos que sí) de menos de los entrenamientos. ¿Para cuándo el regreso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.